¿Cumple su actividad con la normativa?

Normativa y administracion

...

Protección de datos

Aplicación del RGPD

Con las nuevas tecnologías nuestros datos personales se encuentran pululando en la red sin ningún tipo de control.

Por eso se ha publicado el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Para dar un mayor control a las personas sobre sus datos.

Todas aquellas empresas, entidades públicas o profesionales que manejen datos personales de terceros están obligadas a cumplir el RGPD.

Los pasos a seguir para adaptarte al RGPD son:
  1. Consentimiento de los clientes
  2. Obligación de informar
  3. Nombrar un Delegado de Protección de Datos (DPD)
  4. Firmar contrato con Encargados del tratamiento
  5. Contrato de confidencialidad con empleados
  6. Registro de actividades de tratamiento
  7. Análisis de riesgos
  8. Notificación de incidentes de seguridad
  9. Evaluación de impacto
  10. Privacidad desde el diseño y por defecto
  11. Página web
  12. Nuevos derechos de los usuarios
Solicitar información

Riesgos Laborales

Introducción a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

La prevención de riesgos laborales es una actuación fundamental para reducir la siniestralidad laboral y la incidencia de las enfermedades profesionales.

Los trabajadores autónomos hemos sido a lo largo del tiempo los grandes desprotegidos en materia de Siniestralidad Laboral y Prevención de Riesgos Laborales.

Existen muchas diferencias en cuanto al tratamiento de la norma reguladora del mercado laboral entre los trabajadores autónomos y los trabajadores por cuenta ajena. La norma está pensada y estudiada en su mayoría para la relación empresario-trabajador por cuenta ajena. Lo que quiere decir que los trabajadores autónomos nos encontramos ante una cierta ambigüedad jurídica.

Cuando los autónomos tenemos personas trabajando a nuestro cargo pasamos a tener las obligaciones de empresario teniendo nuestros trabajadores los derechos propios de los trabajadores por cuenta ajena.

Por todo ello, los autónomos tenemos la obligación de gestionar la prevención de riesgos laborales y de conocer sus obligaciones legales.

¿Cuándo hacer la Prevención de Riesgos Laborales?

Para saber cuándo un autónomo tiene que hacer la PRL hay que diferenciar entre:

  • Autónomos Sin Trabajadores a su cargo, en este caso NO tenemos la necesidad de disponer de una organización que se encargue de la PRL, de tener una evaluación de riesgos ni un plan de prevención de riesgos.
  • Autónomos Sin Trabajadores a su cargo pero que se desplazan a otras empresas para realizar su actividad (ejemplo un electricista o un fontanero). En este caso SI que debemos tener la PRL ya que la empresa destinataria de estas actividades nos lo pedirá y será responsable de ello.
  • Autónomos Con Trabajadores a su cargo. En este caso SI tenemos la necesidad de implantar la PRL, estos autónomos pasan a tener por tanto las obligaciones del empresario de la normativa reguladora del mercado laboral. En empresas de hasta diez trabajadores el empresario podrá ocuparse de organizar la prevención siempre que desarrolle de forma habitual su actividad en el centro de trabajo y que tenga la capacidad necesaria, en función de los riesgos de la empresa. Puedes ampliar información sobre la manera de gestionar la PRL en estos casos aquí.
Solicitar información

Compliency

¿Qué es el Corporate Compliance?

El Corporate Compliance es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales a los que se enfrentan y establecer mecanismos internos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.

El Compliance en muchos casos, y a tener de la evolución del marco legal a nivel mundial y la clara tendencia en este sentido, ha dejado de ser una opción voluntaria para muchas organizaciones y ha pasado a ser un requisito a integrar dentro de su estrategia y estructuras internas a fin de dar cumplimientos a los preceptos legales o bien poder protegerse ante situaciones de riesgo que pondrían en serios problemas la estabilidad y continuidad de la actividad de la organización.

Si bien el concepto del COMPLIANCE no es algo nuevo, la rápida y reciente evolución de la legislación internacional, combinada con el endurecimiento de las sanciones así como la relevancia que la propia legislación otorga hacia la toma de acciones preventivas de cumplimiento por parte de las organizaciones, ha hecho que el COMPLIANCE sea en la actualidad uno de las cuestiones más novedosas e incipientes a incorporar en las estrategias de gestión y visión de cualquier organización.

¿Por qué lo necesitamos?

El entorno legislativo en el que la empresa desarrolla sus actividades es cada vez más abundante y complejo. El nivel de beligerancia de las autoridades y organismos regulatorios es cada vez mayor y el impacto de la regulación es más intenso que nunca.

Por ello, y por los recientes escándalos societarios y el innegable incremento de la sensibilidad social respecto de la ética de los negocios, un mayor número de organizaciones públicas y privadas internalizan estándares éticos y legales como protocolos de buen gobierno de obligado cumplimiento.

Los riesgos a prevenir son aquellos que conllevan consecuencias como el daño reputacional, la imposición de importantes multas y sanciones, las pérdidas de negocio por contratos no ejecutables o la exclusión de licitaciones o subvenciones públicas, entre otras.

Solicitar información